Mi primera aventura en México (Cancún)

México… Cuando escuchamos sobre este país a muchos se le viene a la mente, peligro. Desde el año pasado planeamos un viaje al paradisíaco Cancún, unos días antes, empezó mi familia a embriagarse en pánico. Todo aquel que se enteraba que iría a Cancún trataba de inyectarme con dosis de terror, por las supuestas atrocidades que de manera equivoca generalizan a todo México. Escuche tantos comentarios negativos que me hicieron dudar de hacer el viaje, empecé a buscar opiniones de turistas que han ido, afortunadamente todo era como me lo imaginaba y no leí muchas opiniones negativas, esto me dio tranquilidad, y decidida me aliste para mi primera aventura en México.

Tuvimos problemas con el vuelo, por lo que nuestra hora de llegada se vería retrasada, así que debíamos comunicarnos con nuestra compañía de traslado para avisar los cambios, pues según algunos corría el riesgo de secuestro si me transportaba por cualquier medio del aeropuerto al hotel. Afortunadamente todo se logró solucionar, al llegar allí estaba el transporte a nuestra espera. Debo reconocer que al salir rodeada de tanto negativismo, iba un poco a la defensiva. En el aeropuerto no quería dirigir palabras a nadie y el momento más tranquilo para mi familia y debo decir para mí fue cuando llegamos al hotel.

Ahora les hablaré sobre mi experiencia y mi perspectiva…

Al contrario de los comentarios negativos que leí de muchos con respecto a migración y aduana, en los que relataban problemas con el personal y las revisiones, a mi parecer el proceso fue bastante rápido, el personal fue amable y nos guiaban hacía donde seguir, pues el volumen de pasajeros es muy grande y es fácil perderse. Ciertamente no te esperan exactamente con una sonrisa, pero creo que por el riesgo de su trabajo deben ser así, pues muchas veces tienen que lidiar con criminales. En el justo momento que salí del aeropuerto y vi lo que me rodeaba, comencé a cuestionar el temor que estaba sintiendo. Muchos se ofrecían a llevarte de manera muy cordial. El encargado del transporte nos recibió con una agradable bienvenida, rápidamente nos dirigió al auto para llevarnos a nuestro destino, durante el trayecto nos mostró los lugares más populares del área y nos decía uno que otro chiste lo que fue rompiendo el hielo. En ese momento decidí que tendría precaución en nuestros andares pero dejaría el temor de lado.

IMG_2341
Vista desde el Hotel Grand Oasis Palm. Foto: @takenbylis

Sobre el lugar debo decir, Cancún es una ciudad hermosa, muy activa tanto de día como de noche y te contagia de vibras positivas desde que llegas, a tal punto que no quieres irte. Hay muchas actividades por hacer, el día no te alcanzará para hacer todo lo que deseas. Soy una persona que ama la playa y aquí llegue a ver la playa de ensueño y los atardeceres más hermosos. Si buscas un lugar para relajarte… Este es el lugar. Si buscas aventura… Este es el lugar. Incluso, si buscas diversión y fiestas… ¡Exacto! Este es el lugar. Es una ciudad completa, con una amplia variedad gastronómica, playas, lagos, centros comerciales para hacer compras de acuerdo a tu presupuesto y muchos lugares para hacer tours. Incluso si ni quieres salir y sólo buscas relajarte en el hotel, también podrás hacerlo, pues muchos son todo incluido con varios restaurantes para escoger, como en el que me hospede e incluso cuentan con actividades en la playa durante el día y shows nocturnos. Toda el área esta impecablemente limpia, es fácil movilizarse, del hotel te pueden llamar un taxi o puedes optar por los autobuses cuyo paso es frecuente y puedes ir casi a cualquier lugar. 

Leer más “Mi primera aventura en México (Cancún)”

Anuncios