Gardenia y el hermano encontrado

Como todos los inicios de año, un grupo de amigos del colegio nos reunimos aprovechando las vacaciones de temporada de aquellos que viven fuera del país. Sin duda alguna, con quien más disfruto es con Gardenia… Casi hermanas, inseparables y cómplices durante la adolescencia. Seguimos teniendo una buena amistad, pero con menos adjetivos a causa de la distancia.

Siempre somos las últimas en dar por terminada la reunión, y esta vez no fue la excepción. Como siempre, salieron a relucir aquellos recuerdos de nuestros primeros amores. Durante los dos últimos años del colegio hice una bonita amistad con una chica de un año más bajo que nosotras, lo que resulto que se unieran sus amigos y mis amigos. Desde un inicio, Gardenia trato de hacer de mi celestina con uno de los chicos del grupo añadido, ciertamente “él” siempre mostró un gran interés en mí, pero no lograba que mis mariposas hicieran el más mínimo movimiento de despegue. Mientras más se acercaba a mí, yo colocaba más ladrillos al muro que trataba de construir entre los dos, y Gardenia siempre a su favor, haciendo hasta lo imposible para que yo me entusiasmara. Nunca entendí el interés que ella tenía en que yo aceptara a “él”, quien para mi desdicha, siempre aparecía en las reuniones en mi búsqueda. De seguro me dedique a despotricar en su contra incontables veces frente a Gardenia, por lo insoportable e insistente que podía llegar a ser. Mientras tanto Gardenia siempre respondía “Pobre, deberías darle una oportunidad”.

Leer más “Gardenia y el hermano encontrado”

Anuncios