“Así que quieres ser escritor”

Un poema de Charles Bukowski:

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.
A no ser que salga espontáneamente de tu corazón,
de tu mente, de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.

Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del ordenador
o clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.
Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.

Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.
Si te cansa sólo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa,
a tu novia, a tu novio,
a tus padres o a cualquiera,
no estás listo.

No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.

A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.

Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
o hasta que muera en ti.
No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

Anuncios

¿Por qué quiero escribir?

Hace un tiempo decidí que quería comenzar a escribir un blog, pero siempre lo aplazaba por diferentes razones; dudas de mi capacidad para escribir algo que le gustara a los demás, las opiniones de quienes creen que es un trabajo muy difícil, la universidad, cansancio, “mejor lo hago mañana”, Netflix, etc. Hasta que dije: “hoy es el día”, por supuesto antes de empezar, leí demasiado: consejos sobre como hacer que un blog funcione, historias de quienes manejan blogs, posibles temas, como encontrar un nombre que funcione; leí tanto que sólo me causo más dudas, así que hice lo mejor que podía hacer, pare de leer, finalmente tome las riendas, aparte todo lo que me impedía hacerlo, y aquí estoy.

blogg

Hay quienes me han preguntado ¿por qué quiero escribir? y lo primero en lo que puedo pensar es que lo hago porque siento que debo hacerlo, es algo que realmente quiero hacer, no tengo la menor idea si algún día seré leída por miles de personas, pero aunque una persona en el mundo se sienta identificada con mis palabras, habré logrado mi cometido y es suficiente para mí, pues eso quiere decir que tengo la capacidad de hacerlo. En mi caso no puedo asegurarles que yo les escribiré sobre algún tema en específico, pues me gustan tantas cosas en la vida y, creo que puedo opinar sobre tantas otras que no me siento capaz de encasillar este sitio en una categoría en particular. Leer más “¿Por qué quiero escribir?”