El adiós…

Hoy me tropecé con este poema, me ha hecho pensar en que tal vez y es cierto, y el adiós no existe. Nos despedimos de personas, trabajos, situaciones y quién sabe que otras cosas más,  si bien es cierto, todo queda superado, pasamos la página con el tiempo, pero el recuerdo siempre quedará. 

 
En verdad os digo que el adiós no existe: 
 
Si se pronuncia entre dos seres
que nunca se encontraron,
es una palabra innecesaria.
 
Si se dice entre dos que fueron uno,
es una palabra sin sentido.
 
Porque en el mundo real del espíritu,
solo hay encuentros y nunca despedidas,
y porque el recuerdo del ser amado
crece en el alma con la distancia,
como el eco en las montañas del crepúsculo.
 
Khalil Gibran