Maravillosamente caótico

Últimamente he perdido el rumbo, me aleje de mucho, sobre todo de mi fe y la confianza en las personas. Si tuviera que describir este año, creo que lo mejor sería llamarlo maravillosamente caótico. Con 31 años, hice cosas que jamás pensé que haría, actué de manera liberadora y sincera, la ingenuidad me sobrepaso y resulte en ese 0.01% de probabilidades de que algo salga mal. Resultado de todo esto… Me dieron la espalda, mentiras y afrontar ese 0.01 % sola.

Nunca me ha gustado tocar temas religiosos, soy católica, o bueno, lo era, ahora mismo no sé que soy. Siempre respete todas las religiones, acepte a personas de todas las religiones, incluso cuando algunos me juzgaron por no compartir sus pensamientos. Pero este año, justamente un devoto de X religión, me hizo dudar de mis creencias, me ha hecho juzgar. Cuestiono el cómo una persona que predica, que se jacta de realizar “buenas acciones” en nombre de aquella religión, que te quiere guiar en “el camino correcto”, al final, termina mintiendo, engañando y no demuestra el mínimo interés por una de las cosas mas preciadas que puede existir, una vida. Conocí la mejor y la peor versión de aquella persona, y al final, te percatas que por más que tratas, no terminas de cerrar el capítulo, tal vez nunca pueda hacerlo y solo termino agregando más piedras a mi maleta.

Leer más “Maravillosamente caótico”