Nuestras cámaras

Dicen que los mejores momentos quedan grabados en nuestras memorias no en una cámara, pero también es cierto que a veces son esas fotografías guardadas en nuestras cámaras que nos sacan una sonrisa y nos hacen recordar. Hace una semanas retome mi relación con mi cámara, luego de un abandono de meses.

Les ha pasado que son buenos en algo, pero hay alguien a su lado que les gusta lo mismo, no es tan bueno y para no hacerlos sentir mal prefieren dejar de hacer eso que les gusta. Sí, esta mal, en un error eso hice yo, y aunque nunca dejé de tomar fotos con mi celular, si hice de lado la cámara, algo que ahora lamento haber hecho ya que al retomarlo nuevamente solo me hizo corroborar que es algo que realmente disfruto. Considerando que se acercan grandes acontecimientos decidí que ya era hora de darle fin a la separación. Fue allí cuando desempolve uno que otro recuerdo.

En nuestras cámaras quedan momentos que de momento están adormecidos en nuestras memorias; rostros, algunos que ya no siguen con nosotros por distintas circunstancias; lugares, donde compartimos, reímos o lloramos. A veces decidimos borrar las pruebas de esos momentos, personas o lugares, creemos que así se esfumarán de nuestras vidas. Prefiero dejar esas fotos allí guardadas, en ese instante capté la mejor versión de aquellas personas cuando estuvieron a mi lado o lugares donde fui feliz, sin importar cual haya sido el final de cada historia, en su momento hicieron parte de mi historia una feliz. Las cámaras son testigos de esas historias, de nuestras aventuras pasada y las que está por empezar, de los amores que están y los que se han ido, nuestros seres queridos y de nuestros propios cambios, crecimientos y desaciertos.

Querer bien

Aquello de querer mal y a medias no se me da. No sé si es cuestión de crianza, me enseñaron a querer bien. Soy de querer más y sufrir menos. Si te quiero, te lo digo, y puedes estar seguro que es sincero, aunque muchos no me lo creen, pero vamos, que no puedo obligar a que me crean. Algo más que no se me da nada bien, es mentir, así que también si no te quiero, te lo hago saber. Pero es que duele menos una verdad tajante, que una mentira de a largas.

Confío fácilmente, tal vez ese es el problema… ¿Será que quiero fácil? Esa pregunta últimamente me llega constantemente, es que todo esto me ha llevado a que me rompan el corazón más de una vez, y cada vez duele más y las consecuencias peores. Soy muy positiva, me gusta ver la luz de las personas, aunque estén inmersos en la oscuridad… Uno nunca sabe a quién puede estar salvando. ¿Si me arrepiento? Pues, no. Definitivamente, el sufrimiento por algunos no ha valido la pena, pero se siente bien querer bien, y si de algo estoy segura es que voy dejando huellas por allí, de esas que la marea no se lleva.

Continuar leyendo “Querer bien”

¡Feliz 2020!

Como siempre lo he mencionado, este Blog siempre ha sido mi desahogo, ya con este son 3 años de pertenecer a esta comunidad y los he considerado como una familia virtual. Nos reímos, nos damos consejos y algunas veces nos desaparecemos, como yo este año, donde no pude estar muy presente en estos lares, pero como toda familia, no importa el tiempo de tu ausencia, siempre la familia estará ahí en tu regreso. Y a pesar de mi ausencia, el Blog tuvo un crecimiento exponencial, mis viejas publicaciones fueron desempolvadas y cobraron nueva vida. Así que no puedo dejar pasar los últimos días de este año, para darles las gracias una vez más por estar aquí.

Siendo honesta, me perdí muchas de sus publicaciones, en mis regresos esporádicos me percaté que muchos ya no estaban, con otros mantuve comunicación por otros medios. No sé como fue su año, espero que haya sido provechoso.

Por otro lado, a comparación del año pasado, este nuevo año voy sin vendas. Acciones de este año traen arrastre de consecuencias, tiempos difíciles pero a la vez maravillosos. Voy a una montaña rusa, y ya siento el vértigo de estar sentada esperando que arranque. Espero estar más presente por aquí y poder compartir más con ustedes.

Les deseo que todos sus sueños, metas y anhelos se cumplan. Que al final del año podamos mirar atrás y sentir orgullo de lo que hemos logrado, por supuesto existirán bajas y desaciertos, es lo que nos hace vivir. Por un año más de compañía en esta comunidad, por un año de felicidad y dicha, de ideas creativas e interminables publicaciones. Les deseo no solo un feliz año, también una feliz década.

#PorNOsotras

Hace unos días por medio del psicólogo Alejandro Villena conocí la iniciativa de la plataforma Dale Una Vuelta.

“Regular la pornografía para defender los derechos de la mujer” #PorNOsotras

Cerca del 80% de los vídeos de pornografía online contienen agresiones verbales o físicas, donde se ofrece una imagen degradante de la mujer, se la humilla, se la somete y/o se cometen “falsas” violaciones. El acceso de los jóvenes a la pornografía comienza entre los 9 y 11 años, cada vez son más los adolescentes con móviles a edades muy tempranas y con un acceso ilimitado a la pornografía. Desgraciadamente la industria de la pornografía, que solo busca lucrarse a través de sus usuarios, no se preocupa por el contenido que está ofreciendo a estos jóvenes. El consumo de pornografía puede dejar huella en la manera en la que entendemos las relaciones personales y sexuales, así lo demuestran los estudios. Por todo ello desde la Plataforma Ciudadana Dale Una Vuelta y en colaboración con La Asociación de Psicología Española del Niño y el Adolescente (APSNAE) en conmemoración del DIA DE LA MUJER, lanzamos esta recolecta de firmas para que entre todos luchemos para que el ACCESO A LA PORNOGRAFÍA SEA REGULADO y los DERECHOS DE LA MUJER dejen de estar vulnerados.

Continuar leyendo “#PorNOsotras”

Un Nuevo Capítulo

Estamos por terminar este año, y tenemos 365 nuevas páginas para comenzar a escribir el nuevo capítulo de nuestro libro. Aunque hay cosas que no podemos controlar, en gran parte nosotros podemos decidir el género de este capítulo.

Que en este nuevo capítulo abunden las risas, los abrazos apretados, el tiempo para compartir con quienes queremos. Trabajo que nos de felicidad, el poder de alcanzar las metas, proyectos y sueños pendientes. Tolerancia para aquellas cosas que no podemos cambiar, paciencia para esperar lo que toma tiempo en llegar, fuerza para avanzar sin importar los vendavales que se atraviesen en el camino.  

La música para celebrar los momentos más preciados y letras para seguir compartiendo e inspirando al otro lado de la pantalla.

¡Próspero 2019!

Aprendiendo

No es más rico el que más tiene, si no el que menos necesita.

San Agustín

Estos últimos meses he tenido la oportunidad de participar en un Programa Escolar que forma parte del sistema de salud público de mi país, el mismo esta integrado por diferentes áreas: médicos, tecnólogos médicos, enfermeras, trabajadores social, odontólogos, entre otras. Va enfocado sobre todo a escuelas que se encuentran en áreas de difícil acceso, es esto precisamente lo que lo ha hecho especial para mí, pues como odontóloga debo ir a esas escuelas junto con personal de enfermería a brindar atención a los estudiantes.

Son comunidades muy alejadas, el tiempo aproximado de llegada es de dos horas mínimo, con caminos de tierra, sin señal de móvil, algunos sin luz o sin agua, con transporte escaso. Esta última es la razón por la que acudimos, aunado a la falta de transporte, muchos viven aún más alejados de la escuela, a algunos les toma una hora o más a pie para llegar. Entre mis funciones están: dar charlas sobre técnicas de higiene oral, hacer limpiezas y entregar algunos suplementos de higiene bucal. Pero el enfoque de esta entrada no es nuestro trabajo, si no los aprendizajes que obtenemos de quiénes menos tienen.

Fotografía: Instagram @takenbylis

Por supuesto, no todo es color de rosa. Muchos de aquellos niños nunca han recibido atención por parte de un odontólogo, por lo tanto, al momento de empezar a atenderlos es muy difícil por el temor que sienten, nos corresponde buscar la manera de ganarnos su confianza lo más rápido posible. A la hora de partida, luego de las actividades, no te quieren dejar ir y de hecho, tú no te quieres ir. La nobleza de aquellos pequeños te invade, son los niños más inocentes, amables y honestos con los que he tenido la oportunidad de trabajar. A pesar de sus carestías que son infinitas, siempre tienen una sonrisa para aquel que llega de afuera, siempre dispuestos a ayudarte a cargar los implementos que llevas, a hacer del espacio que te brindan lo más cómodo posible para facilitarte el trabajo y a regalarte un poquito de lo que la naturaleza les da para que tú lleves a tu hogar.

Continuar leyendo “Aprendiendo”

Kintsugi, belleza tras cicatrices

En Japón, cuando una pieza de porcelana o cerámica se rompe, las fracturas se rellenan con oro… Los ceramistas ven las reparaciones como algo hermoso… Ellos saben que cosas inesperadas pasan. Cambios pueden ocurrir. Ellos saben que nadie en este mundo puede sobrevivir en una pieza. Esto no es necesariamente un mal… Las fracturas siempre serán parte de nuestro pasado. Siempre estarán con nosotros. Nos hacen mejor. Nos hacen más fuertes. Nos convierten en algo nuevo.

Grey’s Anatomy

 

Kintsugi
Imagen de Pinterest

Kintsugi o kintsukuroi, es el arte japonés que da segunda vida a aquellos jarrones o piezas de vajillas que se fracturan. En esta técnica se utiliza polvo de oro, plata o platino con barniz de resina para unir las piezas rotas y a la vez para enaltecer las fracturas.

Los japoneses consideran que no deberíamos tirar los objetos rotos, pues estos al romperse hacen cada pieza más valiosa ya que se convierte en única dado el patrón de las fracturas.

Continuar leyendo “Kintsugi, belleza tras cicatrices”

Veranito de San Juan

Durante esta época del año mientras algunos empiezan a disfrutar del verano, en mi país (Panamá) el invierno se encuentra en su mayor apogeo. Desde pequeña, siempre he escuchado a los mayores durante esta época referirse al “Veranito de San Juan”, unos cuantos días en que el invierno hace pausa y nos presta el sol del verano. Por supuesto que durante muchos años lo miraba con incredulidad, hasta que comprobé año tras año que en efecto si llegan esos días de sol.

Días atrás, un amigo de infancia de mi madre anunciaba la llegada del “Veranito”, mis sobrinos que se encontraban allí adoptaron la misma incredulidad que yo mantuve en algún momento. Aproveche la ocasión, finalmente me dio por investigar en busca de sentido al evento y pruebas para mis sobrinos, para nuestra sorpresa es un fenómeno meteorológico estudiado. El mismo da lugar en América Central y América del Sur; tiene relación con frentes fríos, temperaturas y vientos; toma su nombre de Veranito de San Juan ya que se da alrededor del 24 de junio, día de San Juan.

Una vez más queda demostrado como a veces tomamos como sin sentido algunas de las ideas de las personas mayores de la familia, aunque muchas veces ellos desconocen el origen de ciertas cosas, siempre terminan dando lecciones. Que desconozcamos el origen no quiere decir que no sea real. Mientras tanto, acá disfruto los días que me quedan del veranito que luego el sol no llegará hasta diciembre.

20180227_125232.jpg
Calzada de Amador. Panamá. Foto: Instagram @takenbylis

IMG_0097.JPG
Calzada de Amador. Panamá. Foto: Instagram @takenbylis

Continuar leyendo “Veranito de San Juan”

Fe

La de la foto es mi madre, la admiro por muchos aspectos, uno de ellos es… Su fe. Sin entrar extensamente en temas religiosos, soy católica, creo en Dios, hago mis oraciones y voy a misa, mucho menos de lo que tal vez debería y de lo que a mi madre le gustaría. Muchas veces en tiempos de perdida y días oscuros, mi fe se desvanece, y cuestiono más de lo que debería.

Mi madre no. No importa que tan oscuro sea el momento, es cuando más se aferra, cuando más cree, no cuestiona, cree en el milagro que saldrá de la adversidad. Admiro la intensidad de su creencia y el sentimiento con que lo hace.

Eligiendo mi futuro

Hoy vengo a desahogarme (como casi siempre) en voz de mi pasado yo, de mis sobrinos y muchos otros que, de seguro pasan por esto. Mi sobrina acaba de ingresar a la Universidad y mi sobrino este año se gradúa del colegio. Mi sobrina, se graduó del colegio sin saber que quería estudiar, hizo las pruebas para estudiar Cirugía dental, solo por tratar de seguir mis pasos, no aprobó las pruebas y terminó sin la menor idea sobre que hacer. Trato de seguir a sus amigas a las carreras que ellas elegían, pero al ver los temarios se percataba que no eran de su agrado. Me pidió que la ayudara a buscar una carrera, exploramos todas las opciones en las diferentes universidades y se agobió más, sin tener en claro cual escoger. La culpable, mi hermana, su madre, los últimos años del colegio le vendió la idea de estudiar la misma carrera que yo, a tal punto que mi sobrina se la creyó. A la hora de hacer la prueba, solo diré que la dejó sin ganas de estudiar nada relacionado al área de la salud. Este año se mantendrá en cursos preparatorios en la Universidad mientras decide que carrera elegir.

Mi sobrino, en este caso mi hermano le tiene escrito el futuro como Ingeniero naval, desde que tiene 12 años es capaz de recitar todo el plan que su padre le tiene trazado. Mientras tanto, él solo quiere ser chef, a lo que mi hermano se ha negado rotundamente. Me ha pedido ayuda incontable veces para tratar de hacer que mi hermano acepte que él estudie Artes Culinarias, pero tal parece que, si no tienes hijos no tienes el derecho a opinar a favor de tus sobrinos.

classroom-1699745.jpg
Imagen Pixabay

Todo apunta a que es mal de familia, mi madre lo hizo conmigo, me impulso a estudiar una carrera que detestaba, y al final, termine abandonando. Allí fue cuando ingrese a Cirugía Dental, la carrera que realmente quería. Durante el tiempo que estudiaba tuve varias compañeras que odiaban la carrera, dos terminaron abandonando la Facultad a tan solo un semestre de la graduación y las otras, decidieron continuar porque sentían que no tenían otra opción, todas tenían en común, sus padres que les obligan, les puedo asegurar que para ellas era caótico, una tortura, se trataban de dar ánimo creyendo que en algún momento le tomarían cariño a lo que hacen, pero esto casi siempre falla. Continuar leyendo “Eligiendo mi futuro”