La mente: nuestra mejor arma o nuestro peor enemigo

Hace unos días tras publicar una entrada me preguntaron que hacía para manejar la ansiedad, como me dicen, en estos días de encierro la mente nos suele jugar malas pasadas y empiezan las crisis. Para empezar, no soy especialista en el tema, pero lo he vivido, sé lo que se siente, eventos me han desencadenado estas crisis. Lo más importante es que si piensas que es algo que se te puede salir de las manos o simplemente no entiendes qué te sucede, debes buscar ayuda profesional para poder controlarla. Cuando pasé por la primera crisis, tenía 19 años, estaba cursando una carrera que detestaba y quería abandonarla, mis padres por supuesto no lo aceptaban y me exigían demasiado, justo en este período muere mi padre, y allí empezó. Viví el duelo, busque una carrera que sí me gustaba y todo mejoró. Años después, tuve algunos episodios muy ligeros, los cuales con ayuda profesional fueron desapareciendo.

Me preguntaron que sentía cuando me iba a dar una crisis, yo logré empezar a identificar las señales cuando estaban por iniciar los episodios. En mi caso en particular sentía que me faltaba el aire, algo de opresión en el pecho, llegue a sentir que se me adormecían las manos. ¿Qué hacía? Si algo he aprendido, es que nuestra mente puede ser nuestra mejor arma o nuestro peor enemigo. Nosotros tenemos hasta cierto punto el poder de controlar cuando los síntomas van iniciando,  esto es algo que me enseño la psicóloga, creo que es de lo más importante, para no dar pie a crisis severas. Como saben soy mucho de música, así que me ponía mis audífonos y escuchaba mi música favorita, tomaba mucha agua fría y lo más importante, dejar de pensar en lo que me estaba causando la crisis. Esto último, suena particularmente difícil, pero de nuevo, repito, con ayuda lo logras, hay situaciones que van más allá de nuestro poder, de las que a veces sentimos culpa y solo necesitas de ayuda para comprender que no tienes que sentir esos sentimientos negativos. Al pasar por diferentes etapas de crisis, sabes que las más severas se pueden sentir como si la vida se te fuera, no quieres llegar allí, por ende empiezas a poner un alto temprano. También he escuchado de muchos que buscan medios de entretenimiento para estos momentos, incluso yo, cuando iniciaron empecé a escribir, en tiempos difíciles y con un buen impulso inició este Blog. Puedes pintar, tomar fotos, incluso charlar con alguien de tu agrado o cualquier otra actividad que te ayude en estos momentos.

Ahora, es importante entender que esto es algo normal, creo que todos en algún momento pasamos por crisis de ansiedad, solo que todos la experimentamos diferente, con síntomas y causas diferentes. También hay que tener claro, en algunos casos pueden llegar a un punto más patológico, lo importante es aceptar que tienes un problema y necesitas ayuda, esto no quiere decir que estas loco, como dije, TODOS, pasamos por una crisis de ansiedad en algún momento de nuestra vida. Como todos, con 21 años me negaba a ir con un psicólogo, que dirían mis amigos si se llegaban a enterar, pero fui obligada y al final fue lo mejor,  de no ir, hoy en día quién sabe como hubieran evolucionado esas crisis. Afortunadamente, la psicóloga hizo que todo fuera más fácil, me hizo comprender muchas situaciones, me hizo entender las crisis y como manejar la mente para no darle el poder a lo negativo, y es que así pasa con todo, nosotros podemos dar pie a que nuestra mente vuele de manera negativa, pasa en las relaciones, cuando nos hacemos ideas que ni siquiera existen, pasa en muchos aspectos de nuestra vida.

Por último, creo que otro punto importante es identificar los desencadenantes, a veces son situaciones, eventos traumáticos, otras, son personas, algunas se pueden aprender a manejar, otras, es mejor decirles adiós. A mi esto me ha ayudado muchísimo, darle vuelta a una situación que no tiene solución en el momento, es caer en el juego de las malas pasadas de nuestra mente. En estos días tan duros que estamos viviendo, las crisis se han disparado, y es normal, nuestro estilo de vida se ha visto interrumpido de manera abrupta, esto aunado a las situaciones en particular que tal vez muchos llevan a cuestas, las crisis financieras y el confinamiento en si. Lo importante es, buscar ayuda, creo que en todos los países han creado medios para ofrecer asistencia psicológica gratuita a través de líneas telefónicas, así como en redes sociales e internet, muchos se han puesto en disposición para ofrecer atención a quienes lo necesiten. Buscar ayuda oportuna te puede evitar caer en un trastorno patológico.

2 comentarios sobre “La mente: nuestra mejor arma o nuestro peor enemigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s