Me gusta – Parte II

Compartir con mi familia. El mar. La sensación de arena bajos mis pies. La música. Los conciertos. Las fotos blanco y negro, la fotografía en general. Mi cámara. Reuniones con amigos. Escribir a pluma y papel. Escribir de madrugada. Contacto visual y sonrisas a distancia. Las sonrisas sin palabras. La sinceridad y la verdad. Manejar sola de noche. El acento de los españoles. El italiano. La luna. Escuchar historias de personas que no conozco. El silencio de la noche. La alegría de mis sobrinos. Las guitarras. Dormir escuchando música. Canciones de Frank Sinatra, Dean Martin y Andy Williams. Cuando un bebé sostiene mi mano. La luna llena. Abrazar. Abrazos inesperados. Abrazos apretados. Los besos robados. Pequeñas mordidas durante los besos. Los Museos. Los jardines amplios. Las casas blancas. El Bossa Nova y el Jazz. Las grandes ciudades. El teclado bajo mis dedos. Llaveros. Pintar las paredes de mi casa. Los aviones. Los vuelos nocturnos. Mi perro, su mirada. Mis gatos, su ronroneo cuando alguno duerme sobre mi y que me reciban como perros. Dusty blue de Charles Bradley. Mensajes de afecto inesperados. Los mensajes de madrugada. Las palmeras. La satisfacción de mis pacientes. Los perfumes. Los lapices labiales. Leer un libro, las librerías. El abrazo de un niño. Aroma a café. Leer un periódico. Leer blogs. Los poemas.

Una siesta bajo el sonido de las gotas de lluvia. La nieve. Flamingos y su caminar. Pingüinos. Búhos. Las luces de los autos durante la noche. Los aeropuertos. La pulcritud de los pilotos. Las copas de vino. Al Paraíso y Tu Refugio de Pablo Alborán, todas sus letras. Contemplar el amanecer, la puesta de sol y las estrellas. Cancún, Hawaii, España. La brisa de verano. La solidaridad en tiempos de desesperación. Cocinar para otra persona. Las luces de navidad, los renos, el árbol; todo de Navidad. El olor del césped recién cortado. Petricor. El cabello negro. Las tiendas para bebé. Letreros luminosos con mensajes. Los mensajes positivos en las calles. Las campanadas de las iglesias. La arquitectura de las iglesias. Las amistades que no empiezan con un hola. Las banderas. El aguacate. Los lentes. El color azul. Los tocadiscos. Las manos suaves. Que me sostengan la mano al caminar. Besos en la frente, besos en la nariz. Que me sostengan por la cintura. Que me escuchen. Sentarme bajo un árbol. Los pájaros que cantan al amanecer. Flores blancas. Los pisos de ladrillo, los pisos de madera. Los pequeños tatuajes en las muñecas. Las miradas fijas. Cantar en el tráfico. Serendipia. Detalles inesperados. Baile abrazado y calmado entre dos. Las melodías del piano y el violín. Los viajes de camino. Las charlas nocturnas. Los autos negros. Las camas grandes. Las sábanas frías. Casas con ventanales. La palabra apetece. Las pastas, el limón, las almendras. La ropa negra. Todo con aroma a rosas. Hacer regalos inesperados. El minimalismo. El tipo de letra Georgia. Instagram y WordPress. Contestar cada mensaje en redes sociales. Caminar de noche en mis lugares favoritos. La iniciativa de aparecer. Acariciar el cabello. Comer en la mesa con las personas que quiero. Escribir cartas. Que crean en mi palabra. Que me digan lo que sienten. Escribir lo que siento y no puedo decir.


Y a ti, ¿Qué te gusta? 

2 comentarios sobre “Me gusta – Parte II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s