Las piedras en mi maleta

Desde que nací llevo una maleta a cuestas. Debo llevarla por siempre en el camino llamado vida. Ella iba vacía, pero fui recogiendo piedras. Por momentos sentí la maleta ligera, y pensé que se había roto y algunas piedras habían caído.

Esa situación que por momentos pensé superada, pero después de algún tiempo apareció como espina lastimándome sutilmente.

Aquello que quise hacer y mis inseguridades me lo impidieron. La carrera que me hubiera gustado estudiar. El abrazo que no di. Aquel gracias pendiente. El te odio que quisieras borrar. Las palabras que me guarde para mis padres, ex-pareja o a ese amigo. Ese amor que rechacé por aquel que no valió la pena. El te quiero que no salió por miedo.

Al parecer casi siempre son palabras.

Creo que todos llevamos esa maleta, algunas son más pesadas que otras. Me queda claro que algunas piedras podemos sacarlas de esa maleta… Pero de otras, nunca podré deshacerme. Supongo que solo me queda aligerar la carga cuando pueda, y hacer una maleta más fuerte, tal vez me toque remendarla más de una vez, será necesario para las piedras que me falten recoger en el camino.


 

Para fotografías puedes seguirme en Instagram como @takenbylis; para compartir artículos, noticias, frases y una que otra curiosidad en Twitter como @toldbylis, y para hablar sobre música en el Blog Somos Melómanos.

¡Hasta pronto!

Anuncios

Autor: Lis

Compartiendo historias y retratando instantes...

14 comentarios en “Las piedras en mi maleta”

  1. Cada piedra es una vivencia que quedó atrás, por eso es mejor ir quitándolas, guardar en la memoria lo verdaderamente importante y lo que pasó y no quisimos que pasara borrarlo, pues lo único que hace es ocupar sitio en esa maleta y no dejar que entren nuevas experiencias.
    Buena reflexión, Lis, un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  2. Hola Lis, la maleta (mochila) siempre la cargamos con o sin experiencias, recogemos errores, odios,etc, la idea es que esa mochila o maleta esté menos pesada cada día, pasados los días puedas enmendar, mejorar, aceptar errores y así podrás tener a mochila más ligera, todo depende de uno mismo para liberarnos de tales cargas pesadas! Libéralas! Besos

    Le gusta a 1 persona

  3. El camino se hace muy cansado con las piedras que llevamos. Especialmente cuando además de las nuestras la vida nos obliga a cargar con las de otros. Pero en fin, siempre llega el momento de soltar lastre y hacer que la carga sea más ligera. Muy buen escrito. Me ha encantado.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s